Tres historias que definen nuestro éxito
La fuerza del Instituto de Estudios Comunitarios de la Flórida (Flórida Institute for Community Studies, FICS) reside en nuestra forma de trabajar con distintas comunidades con las que establecemos una relación de socios. Las siguientes historias describen nuestros éxitos desde nuestra creación en 2002. Esperamos que considere hacerse nuestro socio en cualquiera de nuestros acontecimientos o programas. El FICS crece gracias a la fuerza que existe diariamente a nivel comunitario. ¡Únase a nosotros!


Un objetivo. Muchas voces
El simposio de medio día denominado “Un objetivo. Muchas Voces” se celebró en noviembre de 2005 y contó con aproximadamente 90 participantes provenientes de todo el estado de la Flórida. El simposio se celebró para cubrir las necesidades identificadas por los trabajadores sociales, los educadores comunitarios y los trabajadores agrícolas de todo el estado. Los asuntos clave que se identificaron como importantes durante nuestra investigación original fueron: 1) conocer las culturas indígenas mejicana y centroamericana, 2) aprender a cuidar de uno mismo y a evitar cansarse del trabajo, 3) mantener a los trabajadores sociales seguros en el proceso de ayuda social. 

Sesiones:
  • El “Teatro Popular” mostró los varios usos del teatro popular como modo de enseñanza y terminó con un noticiario en el que se mostraron las tribulaciones a las que los trabajadores sociales y los educadores comunitarios deben hacer frente.
  • “La cara cambiante de los inmigrantes mejicanos: cómo trabajar con indígenas”. 

Prevención de las bandas callejeras (pandillas)

Los asesinatos de dos jóvenes de Town N Country (TNC) el 20 de febrero de 2006, que según se informó estaban relacionados con las bandas callejeras, horrorizaron a los jóvenes, adultos y a la comunidad en general. Muchos de los jóvenes que vienen al Centro Multicultural Familiar de FICS conocían al menos a uno de los jóvenes que perdieron su vida. Sebastián, de 16 años, murió en la escena del crimen, a menos de una milla de nuestro centro. Town N Country pasó a ser un semillero de cadenas de televisión locales que abarrotaron el lugar del crimen buscando a alguien a quien entrevistar. En su aflicción, los jóvenes pasaron del horror a la rabia y de ahí a la consternación y a la negación. Se preguntaban en voz alta cómo les percibiría ahora la comunidad. ¿Les pondrían la etiqueta de gánsteres? ¿les querría ayudar alguien? ¿cómo podrían ellos ayudar a sus amigos y familiares, especialmente a sus hermanos pequeños, a no caer en el estilo de vida de los gánsteres? En vez de simplemente preguntarse estas cosas, la juventud se movilizó y trabajó con la plantilla del FICS para organizar una serie de mesas redondas en la comunidad con el objetivo de hablar sobre la situación. Estos debates siguieron el formato de cumbre juvenil, con los jóvenes creando mesas redondas con adultos, proveedores de servicios y educadores para que todos juntos diseñaran un plan de prioridades para la prevención de bandas callejeras. El resultado fue que la juventud de nuestro centro, aunque aún se encontraba afligida, se levantó junto con los padres de los jóvenes asesinados en oposición a la violencia juvenil. La prensa, la televisión y la radio se encontraban allí para documentar estos hechos y nosotros pudimos comenzar un dialogo verdadero en la comunidad sobre la necesidad de la existencia de lugares más positivos para que la juventud del condado de Hillsborough acudiera después de clase. En una mesa redonda, un niña de 10 años preguntó: “¿Y si los miembros de las bandas son los únicos adultos que se portan bien contigo?” Precisamente para eso estamos nosotros aquí.


Wimauma, Flórida
En 1992, la directora del FICS, Alayne Unterberger, en ese momento Asistente de Investigación de la Universidad del Sur de la Flórida (University of South Flórida), fue enviada a Wimauma (Flórida), una ciudad pobre rural del estado habitada principalmente por personas de origen mejicano y guatemalteco que llegaron a esa zona para trabajar en los campos del sur del condado de Hillsborough. El objetivo de la visita era estudiar a un grupo de mujeres mejicanas dedicadas al trabajo agrícola para identificar los problemas de salud infantil. Lo que descubrió fue que los representantes de la comunidad creían firmemente en el sueño americano y querían dar a sus niños todo lo que ellos no habían tenido en su país de origen. Cuando el Instituto de Estudios Comunitarios de la Flórida comenzó su andadura en 2002, Alayne ya había comenzado la investigación para su tesis en Guanajuato (Méjico) y Wimauma (Flórida) y estaba ya identificando los problemas de salud de los inmigrantes. En 2001, el FICS estableció como prioridad en su documento conceptual fundador trabajar con los trabajadores agrícolas y los inmigrantes. El instituto creó un modelo para trabajar con las comunidades que se basa en el desarrollo comunitario y las metodologías de investigación participativa. 
Según este modelo, la comunidad permanece activa a lo largo de los programas, desde en el proceso de identificación de problemas y puntos fuertes hasta en el análisis de información, la planificación estratégica y, finalmente, la creación de la plantilla del proyecto que implementa el programa según los planes. El primer proyecto del FICS en 2002 provino del trabajo llevado a cabo previamente en la planificación y responsabilidad familiar entre hombres. Desde ese momento, el programa ha crecido enormemente. En la actualidad, la comunidad incluso planifica, organiza y celebra tres acontecimientos importantes según las costumbres en el sur del condado: el Día de los Reyes Magos (enero), el Día de la Madre (mayo) y el Día del Padre Ejemplar del Año (junio). Asimismo, en 1999 el FICS ayudó a crear la Rural Youth Soccer Association (RYSA) (Asociación Rural de Fútbol Juvenil), la cual hoy se sigue manteniendo fuerte y está gestionada completamente de forma independiente en Wimauma. En el sur del condado de Hillsborough seguimos teniendo éxito en muchos niveles. Nuestro objetivo es llegar al número máximo de familias y proporcionarles los conocimientos básicos sobre diabetes, el virus VIH, el Sida, la prevención de enfermedades cardiovasculares, la planificación familiar, el colesterol y los buenos hábitos de alimentación.